Cada vez que preguntas el precio de alquiler de autocar en Madrid para cualquier celebración familiar o evento profesional, te entra la nostalgia. ¡Qué bien lo pasábamos de niños, saliendo de excursión en autobús con los compis del colegio!

En aquella época, nos daba igual el precio de alquiler de autocar en Madrid, tan solo nos importaba la ilusión que sentíamos antes y después del viaje, exponencialmente mayor cuanto más jovencitos éramos.

Los tiempos han cambiado en muchas cosas, desde luego, pero nuestros hijos, los peques actuales, sienten la misma ilusión cuando viajan en autocar con su colegio. Y, lo creas o no, todavía se escuchan entre ellos, en estos viajes, algunas de las canciones que nosotros mismos canturreábamos.

Seguro que si fuiste a la EGB se te pone el vello de punta recordando estos temazos. Coincidimos en que nunca fueron hits, pero pegadizos, sí. Y mucho.

¿Te acuerdas de aquel "el señor conductor no se ríe, no se ríe, no se ríe el señor conductor"? Qué matraca les dábamos a los pobres chóferes y qué gracia nos hacía cuando nos saludaban riendo.

¿Cuántas veces habremos cantado lo de las tres sardinas y un gato que se apostaron la manera de meterse en un zapato? Y lo terminamos pidiendo "que lo repita... ¡fulanito!".

¿Y lo de contar mentiras ahora que vamos despacio? ¿O lo del elefante que, desafiando las leyes de la física más básicas, se balanceaba sobre la tela de un araña y como veía que no se caía decidía llamar a otro elefante? Lo repetíamos con dos, con tres elefantes... y así hasta el agotamiento.

Ahora, posiblemente, nuestros peques mezclan estos temas con el "Despacito", el "Placa placa" del Cejas y algún rap de estribillo impronunciable. Pero la ilusión y la alegría no han cambiado.

Si necesitas alquilar un autocar con absoluta garantía, seguridad, fiabilidad y buen precio, te esperamos en Autocares Redruejo.